El culebrón continúa.

febrero 19, 2009 § Deja un comentario

El culebrón del ministro Bermejo y el juez Garzón no hace más que aumentar. En mi anterior intervención dejé claro que el señor ministro era libre de irse de caza siempre que no fuera en fincas de propiedad pública. Pues hemos sabido que Bermejo caza en Quintos de Mora y que además la Junta de Andalucía le ha abierto expediente por cazar en la comunidad sin tener licencia, además furtivo. Aún más triste resulta excusarse e que no se percató de que Jaén está fuera de Castilla La Mancha. Menos mal que el desconocimiento no exime del cumplimiento de la ley, aunque el fiscal-ministro “furtivo” lo haya olvidado a la hora de defenderse. No entro a valorar sus conocimientos de geografía.

Pero claro, estamos en capaña electoral y hay que evitar a toda costa un más que justificado voto de castigo para los socialistas. Las filtraciones constantes a la cabecera del periódico de  PRISA hacen que cada mañana acusen a un dirigente del PP; que debido a que el juez mantiene el secreto del sumario no tiene capacidad de defenderse. ¡Viva la Justicia! ¡Viva la transparencia interesada!

Está clara que la instrucción del sumario está resultando extraña y lo mínimo que puede hacer Garzón es hacer caso a la Fiscalía e inhibirse de este escándalo que puede explotarle en su cajón. Ya nadie confía en él, ya todos vuelven a reconocerle como el número dos de Felipe González e íntimo del ministro. Este tipo de “coincidencias” vuelven a dejar a la Justicia Española en uno de sus peores momentos de image. ¿Qué sociedad puede confíar en un poder judicial que se va de cacería con el poder político? ¿Qué sociedad puede mantener la confinza si un ministro de justicia caza furtivamente ante un policía, un juez y un fiscal y no pasa nada?

No se puede decir que el PP intenta con esta polémica tapar sus vergüenzas mientras no se quiere levantar el secreto de sumario para mantener así la indefensión. Primero levanten el secreto y luego ya veremos qué tiene que hacer el PP. La polémica es un espectro, y las sábanas las han puesto otros.

Mientras tanto el ministro mantiene su empeño en evitar su necesaria dimisión mientras el poder judicial se mantiene en protesta ante tanto desmán. Sin ninguna duda, estamos ante el peor ministro de Justicia, que no sólo ha conseguido poner en pie de guerra a todo el poder, sino que además ha conseguido destrozar la imagen del mismo.

Tristemente, continuará, porque aún no ha acabado la campaña electoral.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El culebrón continúa. en Opinión personal.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: