Casco antiguo no, casco histórico.

marzo 18, 2009 § 5 comentarios

Ayer leí en Ideal de Jaén que la asociación IUVENTA había hecho una serie de críticas a la situación del casco histórico, sobre todo en relación al uso de materiales y las construcciones arquitectónicas contemporáneas. Antes de nada decir que la labor de esta asociación por no permitir que caiga en el olvido lo más histórico de Jaén me parece siempre digno de elogio, aunque en algunos aspectos de sus críticas uno no las comparta.

Criticar la sede de la Universidad Popular, el edificio Sabetay bajo el argumento de que tiene cristales y no está techado con tejas no es un argumento de peso ni lógico. La sede de la Universidad Popular puede ser criticada desde otros puntos de vista, pero no esos. Los cascos históricos no son fotografías del pasado de la ciudad, sino precisamente son los barrios más atemporales y con más mezcla de estilos arquitectónicos que se dan en las ciudades. Jaén es un caso así, nuestro casco histórico tiene casas blancas, fachadas de piedra, portadas blasonadas, elementos barrocos,  alguna neoclásica, regionalismo, modernismo… Es decir, recrea la historia de Jaén. Negar a la arquitectura del siglo XXI su espacio en el casco histórico es negar el paso de la historia en Jaén, centrar la misma a día de hoy, negar al futuro una herencia y convertir pues estos barrios en un producto de consumo más que en ciudad. Además se sitúa en la línea conservadurista de criminalizar la arquitectura a partir del movimiento moderno partiendo de una idea falsa de incompatibilidades entre la arquitectura contemporánea y los estilos del pasado.

La arquitectura contemporánea sigue llevando sobre sí el sambenito que el primer movimiento moderno creó en la mente de la sociedad teniendo por base proyectos como Plan Voisin (1925) de Le Corbusier y que sirvieron de justificación años después para arrasar los cascos históricos de algunas ciudades. A día de hoy la arquitectura se mueve por otros cauces: los de la integración, los de la puesta en valor, los del respeto a las preexistencias y los de la contaminación. Conceptos todos ellos alejados de la mimetización de fachadas que tanto daño hace hoy a nuestros cascos históricos y que tantos aplausos despiertan entre los que creen que el casco histórico se acabó en el modernismo y que el único papel que les queda a los arquitectos del futuro es el de restaurar fachadas del mismo, así lo creen las ordenanzas de nuestras ciudades, una pena.

Los cascos históricos no pueden ser cascos viejos ni cascos antiguos, son históricos,  muestran el devenir de la historia de la arquitectura y por ello la sociedad del siglo XXI tiene la obligación de intervenir en ellos con el fin de mejorar éstos en lo posible. Tras la explosión urbanística de nuestras ciudades en el pasado siglo y en los inicios del nuestro no sabemos exactamente en 100 años cuál será el concepto de casco histórico que tendrán las generaciones que vengan , pero sí que está claro una cosa, que no deben respetar como espejo del siglo XX la ciudad que hoy conocemos, porque todo es mejorable y esta labor ha estado clara durante siglos, poniéndola sólo en duda ahora; infravalorando la arquitectura contemporánea como de segundo grado porque miren ustedes qué atrevimiento los Le corbusier y Míes van der Rohe en Europa y América (son los más famosos ) eliminar las ideas clásicas con las que fueron formados ellos en sus escuelas para dar el firme paso de avanzar hacia la modernidad, cada uno en su situación y circunstancias evidentemente.

Puestos ya con este tema, animo a quien tenga interés a que se descargue de la web del Colegio Oficial de Arquitectos de Jaén el último número de la revista ALMENAS (número 7), en él se publican una serie de propuestas de la asignatura de ProyectosII de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada (ETSAG) para el solar de la Calle Cerón que tantos años lleva (increíblemente) abandonado. No todos son acertados, hay que entenderlos como propuestas de estudiantes de segundo de carrera pero en algunos ya se leen cuestiones interesantes que tratar en esa parcela. Pichad aquí para enlazar con la revista ALMENAS.

Anuncios

Etiquetado:,

§ 5 respuestas a Casco antiguo no, casco histórico.

  • Jesús dice:

    Me parece una reflexión brillante pero peligrosa, sobre todo en Jaén, donde con la excusa del progreso se ha intentado tirar de todo, y yo creo que, excepto el arco de San Lorenzo y el antiguo hotel Nacional, se ha conseguido.
    Evidentemente, tienes razón en que si se hubiesen conservado los cascos antiguos como tales, no existiría arquitectura. La cuestión, y pienso que estarás de acuerdo conmigo, es ¿qué se construye? Creo que cualquier cosa no sirve, como dicen (¿decís?) los arquitectos, el edificio debe saber dialogar con el entorno (aunque este diálogo sirve para ser un nuevo icono o para integrase sin desentonar). En Gerona, con un casco antiguo que ya nos gustaría tener (aunque lo tuvimos) tenemos muchos ejemplos de esta armonía e integración de la arquitectura moderna.
    Pero no sé si te acuerdas del edificio que nos quiso poner frente a la Catedral en la plaza de San Francisco,Emilio Arroyo y su ínclito arquitecto municipal, era una modernura cateta que “no hablaba con la catedral”, es que la insultaba, a ella y al buen gusto.
    Respecto al ejercicio académico sobre una casa de artistas en la calle Cerón, estarás conmigo en que era tarea difícil, muy difícil; y a la vista de las fachadas, que es en lo que me he fijado, casi preferiría que se construyese el nuevo edificio como una reconstrucción de su fachada primigenia. Pues para una calle que tenemos más o menos conservada, construir en ese lugar, y con una tan larga línea de fachada, un edificio como los propuestos desvirtuaría totalmente la calle, sin añadirle ningún atractivo.
    En cambio, el otro día paseando por la calle San Andrés vi la integración de una fachada barroca en un edificio (mas bien pared) blanco, y me encantó (eso sí, algún descerebrado le ha puesto un armario para instalaciones electricas, y además pintado de gris). No sé si ésta fachada forma parte del edifico de la Casa de la Cultura al que se refería Iuventa. No obstante, creo que la labor que lleva a cabo Iuventa es, en líneas generales, admirable; por lo menos, se mueven y luchan por lo que creen, no como otros, entre los que me incluyo.

  • jaenciana dice:

    Estamos de acuerdo, hay cosas y cosas. Está claro que los proyectos que he señalado de la Calle Cerón en general no tienen muy en cuenta el entorno, suele pasar a ese nivel de proyectos, pues aún no existe una formación en asignaturas como por ejemplo análisis de formas y además sigue siendo unos proyectos en plan “valientes” para que me entiendas, con total libertad de criterio.
    En las intervenciones en los cascos históricos prima mucho el uso de materiales, la forma de los huecos, las texturas, las composiciones, lo macizo del propio proyecto en relación con la textura urbana del entorno (por ejemplo, el teatro Infanta Leonor resulta un tanto mastodóntico en relación con la Magdalena, aunque el color no es del todo desacertado) Exacto, hay casos y casos, y hay lugares donde se ha sabido intervenir muy bien.

    En el caso de la sede Sabetay hay un problema, y es la vista. Ese edificio hoy en día se le conoce porque se le ve desde la trasera de San Juan, pero el proyecto no es así, y no está hecho para verse así. El día en que ese solar sea urbanizado esa vista despaarecerá y ya sólo quedarán unas vistas (que ya existen) y que saben dialogar mucho mejor con su entorno inmediato en las calles de San Andrés. Comentarte que entre los arquitectos que hizo Sabetay está Francisco del Corral, profesor de proyectos II de la ETSA de Granada y que además es profesor por tanto de alguno de los alumnos cuyos ejercicios se han publicado en ALMENAS.

    Muchos saludo y gracias.

  • […] Puestos ya con este tema, animo a quien tenga interés a que se descargue de la web del Colegio Oficial de Arquitectos de Jaén el último número de la revista ALMENAS (número 7), en él se publican una serie de propuestas de la asignatura de ProyectosII de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada (ETSAG) para el solar de la Calle Cerón que tantos años lleva (increíblemente) abandonado. No todos son acertados, hay que entenderlos como propuestas de estudiantes de segundo de carrera pero en algunos ya se leen cuestiones interesantes que tratar en esa parcela. Pichad aquí para enlazar con la revistaALMENAS. Fuente: opiniopersonal.com […]

  • Rafael dice:

    Enhorabuena por el debate, muy interesante. Solo una aclaración con respecto al edificio Sabetay Djaen, sede de la Universidad Popular Municipal de Jaén en el Casco Antiguo. Respecto a que la imagen que tiene ahora mismo desde Martínez Molina desaparecerá por existir ahora un gran vacio que será edificado, decir que esto no es del todo cierto, ya que dicho espacio era, y será, un gran huerto conocido popularmente con el nombre de Huerto de Poli. Los arquitectos diseñaron el edificio sin tener presente el parcelario del entorno, que englobaba justamente ese gran huerto, esa es una de las causas por las que Iuventa critica ese edificio que, además, por su excesiva algura (tres plantas autorizadas pero una más “camuflada” que se ve perfectamente desde Martínez Molina y hacia la parte trasera del edificiio), produce un auténtico “ahogo” de los huertos que aún se conservan en el interior de esa manzana. Por último, antes que “inspirarse” en el callejero de la judería, con esas entradas con las que cuenta el edificio, hubiera sido más propio recuperar la trama urbana medieval, recuperando el adarve que apareció en la excavación arqueológica. Y para finalizar, y aunque el edificio hubiera sido de acero inoxidable, al menos que hubiera respetado el parcelario, pues han hecho un solo edificio en donde existían dos, donde los planos antiguos indican dos edifcios y donde la excavación arqueológica documentó dos inmuebles. Hay más cosas pero, básicamente, creemos que estas son las más destacadas, además de no cumplir ese edificio la legalidad vigente, ni el PEPRI ni los compromisos que la ciudad adquirió con la Red de Juderías de España, documentos ambos que no tuvieron en cuenta los arquitectos. Para finalizar: no estamos en contra de la arquitectura contemporánea, el problema de Jaén es que en el Conjunto Histórico hay un exceso de arquitectura contemporánea tan grande, que está desapareciendo la imagen tradicional del mismo. No obstante, insisto, el debate aquí tratado es del máximo interés y hacía falta, nadie tiene la verdad absoluta, por supuesto, pero nos gustaría que lo mismo que se defiende la arquitectura contemporánea en el conjunto histórico de Jaén, se defendiera la no masificación, la no destrucción de edificios singulares, etc., sin embargo, generalmente (y digo genralmente), los arquitectos solo contestan cuando se critica la obra conteporánea. Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Casco antiguo no, casco histórico. en Opinión personal.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: