Sí a los árboles del Paseo de la Estación.

septiembre 30, 2009 § 2 comentarios

Jaén se tendrá que tragar el tranvía, pero no será con el silencio cómplice de sus ciudadanos ante semejante destrozo.

Lo ocurrido ayer tarde en Jaén ha traído un pataleo de la izquierda sin precedentes, ocasionado por el lógico cabreo que les ha supuesto verse envueltos en la polémica de la tala masiva de la calle con la que los jiennenses más se identifican, el Paseo de la Estación.  El escándalo ha estado a la altura y el sobrino de Zarrías no se anduvo con tacto y finalmente fue la policía quien desalojó a los populares de las obras. Mientras tanto PSOE e IU miraban a otro lado en un pleno ” a lo Juan Palomo”.

No, no es una cuestión de árboles ni de número de árboles. Se cortaron los árboles enfermos en el Pósito y no pasó nada. Y se cortarán en la Plaza de Santa María y espero que a nadie le moleste que se haga. Es una cuestión de que una calle como el Paseo de la Estación, con orientación que cruza de sur a norte necesita de árboles de porte para su comodidad en buena parte del año. Esa calle no se merece árboles  sin sombra, porque no sirven de modo alguno al ciudadano.  Eso también es sostenibilidad.

Y me hago una pregunta, ¿es que no cabe la protesta?. Curiosamente la consigna socialista y que comparten algunos miembros de los grupos de comunicación tan plurales de Jaén consiste en que una vez aprobado y medio ejecutado no vale protesta que se precie. ¿Es que no podemos los ciudadanos quejarnos? ¿Es que Carmen Purificación Peñalver dijo en campaña que cortaría los árboles del Paseo? ¿Es que José Luis Cano dijo en campaña que apoyaría un tranvía del PSOE para Jaén?  ¿O más bien  se preocuparon en vender unos montajes digitales donde se ve un tranvía atravesando un Paseo de la Estación verde y hasta sin catenarias? El ciudadano está en pleno derecho de quejarse de una estafa política como es el tranvía de Jaén. Y no sólo tiene el derecho a quejarse y protestar sino que tiene la obligación de reivindicar que las obras que se hagan en Jaén no supongan la merma de su necesaria masa verde. Hemos visto en los últimos años como el PP fue capaz de remodelar el Paseo de la Estación sin perder su arbolado, y situación idéntica en los Jardinillos. En contraposición hemos visto desaparecer parte del verde del Gran Eje y la escandalosa tala en la avenida de Madrid de árboles casi centenarios.

Lo he venido haciendo como jiennense que ama la ciudad que estima y lo seguiré denunciando, no tienen política de imagen de ciudad. Con respecto al tranvía el PSOE de Jaén además tiene un tema tabú , y se llama Sevilla. Mientras en la capital de la comunidad prometen a los ciudadanos eliminar las catenarias en cuestión de meses;  y en Granada han tragado que el Ayuntamiento disponga que el futuro tranvía del centro no puede llevar catenarias;  en Jaén quieren hacernos la digestión de unas que nos van a privar de árboles de porte en el Paseo de la Estación. Por no hablar del impacto visual que van a suponer los soportes de las mismas y el cableado. No pueden disfrazar este proyecto capricho de necesidad vital para Jaén, ya que hay alternativas mucho más económicas y con mejores resultados, y lo saben y en la Europa sostenible de la que siempre hablan se hacen así.  Y mientras no reconozcan el error que están cometiendo en Jaén la ciudadanía no debe dejar de protestar. Está en su derecho democrático.

Que sí, que pueden patalear, criticar y hasta presionar en los plenos como hacen llevando a sus afiliados, pero eso no les va a dar la razón. Porque no hay ciudadano jiennense que se trague que Jaén necesite un tranvía que tale árboles para plantar catenarias y menos aún que se crea que eso es sostenibilidad.

Anuncios

El progresismo aportando vocabulario propio.

septiembre 25, 2009 § Deja un comentario

Uno anda lejos de España desde hace unos días, y por largo tiempo; allá en una ciudad donde el gris se impone a medida que el otoño llama por las ventanas y las frías mañanas se van haciendo más presentes. Pero también en un lugar donde la memoria histórica enriquece el pasado y el sentir de sus ciudadanos frente a progresismos caídos del cielo por iluminados que cada mañana al levantarse y mirarse al espejo se dicen eso de: “Hoy le vamos a cambiar la vida a las personas”; mientras se meten la mano en el pantalón para comprobar si llevan su cartera.

Y lo de viajar ya no es lo de antes, que uno se enteraba apenas de las noticias, ahora con internet uno puede enterarse de que en la ciudad a la que uno tanto estima unos supuestos “culturas” han decidido por el bien de los jaeneros que hay 44 nombres que sobran en la ciudad. En realidad quienes se suponen que lo han decidido son los “ciudadanos y ciudadanas” de Jaén, pero a la hora de la verdad hay propuestas ausentes y eso sí, muchas propuestas firmadas por amigos del gobierno municipal. Todo encantador y muy progre, sí, plaza de la libertad, rincón de la concordia, 28 de febrero para arriba, Derechos Humanos para abajo… lo dicho, que se levantan de la cama para cambiarnos nuestras vidas.

Han decidido borrar lo que les interesa. Porque por ejemplo han dicho de cambiarle el nombre a La Victoria, pero eso sí, las Protegidas son BIC, que no es poco. Han decidido que Troyano Salaverry, Correa Weglison o Coca de la Piñera no merecen rincón jaenero pero eso sí, los pinares de Jaén hay que conservarlos, que son muy verdes; y la Estación de Autobuses se protege y restaura; que vale mucho. Se excusa al mantener la calle a Juan Pedro Gutiérrez Higueras justificando su labor social mientras pone calle a García Maroto, que se la merece, a pesar de haber hecho películas durante el franquismo. Uno no podía dedicarse a la política pero sí a la cultura, ¿no señor Montané? ¿Y usted que se dedica a las dos cosas es incapaz de entenderlo? Uno es que no sale de su asombro ante semejante personalidad.

El atrevimiento alcanza letras mayúsculas cuando caen en la barbaridad de quitar la calle a José Calvo Sotelo por el simple hecho de haber sido asesinado por la izquierda antes incluso del Alzamiento del 18 de Julio , fecha que deberemos olvidar por sugerencia del señor Montané, ¡claro está! No pidamos explicaciones porque no nos la van a dar, ellos han creado la nueva Verdad y lo que es peor, se la han creído. El callejero siempre puede ser retocado si hay valentía para hacerlo.

Yo desde luego no soy de esos que sugieren sustitutos al callejero, se lo dejo a todos aquellos que se creen con potestad para dar ideas de un te quito tu calle y se la pongo a los míos. Que ya uno no sabe si quién es peor, si el concejal de cultura y el PSOE por crear esta polémica o todo el listado de asociaciones, ciudadanos e incluso alguna cofradía por participar en campañas insulsas cargadas de ideología, ignorancia y también de revanchismo con las que yo no pierdo ratos, que en tiempos de crisis está más caro el paso de las agujas del reloj y en latitudes más septentrionales incluso anochece algo más temprano.

 No olviden, para continuar el entretenimiento de la crisis, el siguiente tema a hablar en todo café progre que se precie, de la siguiente polémica que nos asalta a los españoles: Las hijas de Zapatero.

¿Y la Variante Sur?

septiembre 11, 2009 § 2 comentarios

El socialismo jiennense es único a la hora de prometer una cosa y acabar haciendo otra que suele ser más barata y así ganar tiempo. Hemos pasado de la promesa de la Intermodal y convertir la Estación en una galería comercial a reformar la Estación y de momento olvidar la Intermodal; de la Ciudad Sanitaria a gastarse 6 millones de euros en un nuevo módulo de Urgencias,  de un AVE a un tren de Altas Prestaciones, y del eterno proyecto de autovía con Córdoba a la eterna promesa. Por eso mismo cuando veo que llaman “Nueva Variante Sur” a la reforma de la carretera del colesterol uno piensa, ¿Y la auténtica Variante Sur prometida? Que no es lo mismo, es que ni se le parece.

De todos modos  hay que plantearse para qué sirve la reforma de esta carretera. Vale, que una idea de movilidad sostenible cuente con opiniones contrarias a la construcción de rondas de circulación de gran potencia (como la Variante Sur prometida) o como autovías porque eso al final siempre atrae más tráfico y éste tarde o temprano acaba entrando en la ciudad; de acuerdo,  pero de ahí a lo de la carretera del colesterol hay una diferencia importante. ¿De qué sirve una variante a 50Km/h?  Para nada.  Si uno tiene que dar una vuelta a la ciudad para recorrerla a la misma velocidad marcada para la circulación urbana las ventajas son mínimas. ¿Atractivo? Cero. Si además en un afán desconocido esas obras se concluyen con unos carriles adaptados a “micromachines” ya podemos olvidarnos de coche porque ya no es una “variante”, es una apuesta por acabar con el tráfico de una ciudad y sus alrededores. No conocía el caso de una que en vez de atraer tráfico lo espantara, ya lo he conocido, y como siempre en Jaén. No podemos culpar a los ciudadanos por querer sentirse seguros a cualquier velocidad, incluida 50km/h…

Además, las variantes deben servir para descongestionar puntualmente la ciudad y ayudar a desviar el tráfico en zonas pudientes de ser peatonalizadas o con interés en restringir su acceso al tráfico y cómo no, el de servir de soporte a todo aquel que pretenda rodearla sin necesidad de cruzarla;  y deben complementarse con infraestructuras que faciliten esa salida de flujos de la ciudad así como con una ordenación de los mismos responsable y coherente; pero lo visto en el colesterol es otra cosa. O desde Obras Públicas se están pasando en un radicalismo anti-tráfico o simplemente es una chapuza más de los que hace 2 años les vendieron a los jiennenses un moderno sistema de rondas y hoy les ofrecen una carretera a la que le han añadido un espacio de aparcamiento (arcén) y aún así parece más estrecha.

Mientras tanto seguiremos esperando que Valdivieso cumpla su palabra institucional y Obras Públicas construya la auténtica Variante Sur, un proyecto de 5,5 km que rodeará el Cerro de las Canteras, que salvará el Guadalbullón con un viaducto de 60 metros de altura y que contendría, según explicó en su momento la socialista Maria del Mar Moreno cuando era Consejera de Obras Públicas:  dos calzadas, tres carriles de tráfico por sentido, un carril bus y otro carril bici e incluso aparcamiento, y con una inversión de 28 millones de euros frente al millón y medio invertido en la carretera del colesterol.

Adjunto una imagen del trazado de esa nueva vía, recogida ya en el avance del PGOU. Esperando estamos.

variante sur

Progresistas del XIX

septiembre 8, 2009 § Deja un comentario

El tradicional mitin de Rodiezmo (León)  no es más que un tributo descafeinado de algunos de los sueldos más altos del país quitándose el traje de marca y la corbata de rayas para ponerse una camisa de cuadros, un pañuelo rojo y alzar el puño al oído de La Internacional comunista.

Esa foto del nuevo socialismo, el que a fin de mes le aparecen miles de euros en la cartilla o el que veranea en una residencia real de Lanzarote sigue manteniendo vivo el saludo comunista como una huella de esa ideología que hace 35 años decidieron desterrar de sus filas, el socialismo. Y la desterraron por rancia, por anti-demócrata, por ir contra los principios liberales de toda democracia moderna, por ir contra los derechos humanos básicos y por ser incompatible con un modelo económico avanzado; es por eso por lo que se pasaron a la socialdemocracia. Pero ya se sabe que el PSOE sigue jugando al obrero en las zonas rurales, y el mitin de Rodiezmo es un anacrónico residuo político de todo ello.

La polémica no ha tardado en llegar, un país como el nuestro no puede tener a su presidente y al partido que lo sostiene haciendo homenajes a ideologías trasnochadas y sangrientas. Hoy, Elena Valenciano, decía que el saludo comunista no era equiparable al saludo fascista, y para argumentarlo se basaba en el ideal socialista y sus tópicos irrealizables como la lucha obrera y la igualdad;  argumentos tan válidos e insostenibles, como basar el respeto al saludo fascista en la utopía ideológica que vendió el fascismo en el segundo cuarto del siglo XX.  Se creerá la señora Valenciano que las ideologías asesinas nacen con afán de matar y asesinar. No, lo hacen siempre con buenos fines, otra cosa es cómo acaben persiguiéndolos y la historia nos lo ha demostrado.

El comunismo o socialismo en todo país en el que se ha puesto en práctica ha tenido por protagonismo valores como la represión y la violencia. Es de largo la ideología que más sangre ha derramado en el mundo superando sobradamente al fascismo y todos los regímenes militaristas de carácter conservador juntos.  El saludo comunista ha sido y sigue siendo un símbolo de los estados más represivos que han poblado y pueblan el planeta durante el siglo XX, y lo que es peor, han sido sufridos por gentes de todo el mundo. Desde Rusia hasta Europa, pasando por Asia donde aún se sufre y el sucedáneo populista en Sudamérica, disfrazado de revolución anticapitalista.

Quizás la señora Valenciano debería de estudiar un poco más qué ha sido de las víctimas del saludo de puño cerrado para entender lo bárbaro que resulta ver en pleno siglo XXI en un país como España un partido que se dice progresista saludando al estilo del siglo XIX.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para septiembre, 2009 en Opinión personal.