Muchos animales y demasiados cómplices.

marzo 6, 2010 § Deja un comentario

Cuando veo las imágenes de esta panda de animales rebuznando uno se pregunta muchas cosas.

Empezando por el hecho de que la policía no pueda hacer frente a los que atacan a nuestras libertades en esos espacios, o sobre si realmente son alumnos, o si siéndolo siguen sin ser expulsados. ¿Denuncias? ¿Condenas? ¿Expulsiones? Dónde ha quedado la libertad en la Universidad cuando esta gentuza se apodera del espacio que a todos pertenece. ¿Por qué tanto cómplice cobarde calla ante estos hechos? ¿Cómo es posible que sigamos viendo que esto ocurre y nada se mueve? ¿Cuántos condenarán y cuántos callarán?

Cuando en una universidad ya no queda ni libertad está claro que tampoco existe universidad, y los culpables son estos indeseables y todos aquellos que no los condenan y persiguen. Esta gente no hace uso de ninguna libertad, sino que atenta contra ella a través de un clima que busca expandir el miedo al pensar distinto. Y mientras tanto, a callar, que en el fondo hay demasiado “demócrata” y partido “naZionalista” que siente apego a estas actitudes cuando quienes las sufren son los otros. Si es que este país está lleno de “Hijos de Puta” como decía Ussía.

Mi solidaridad con Rosa Díez y su equipo y mi condena y mi repulsa hacia los que no han hecho lo suficiente para acallar a estos terroristas y delincuentes a los que sus cómplices y amigos disfrazan de luchadores de no se sabe qué causa; como si los animales lucharan por alguna causa.

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Muchos animales y demasiados cómplices. en Opinión personal.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: