Militancia

junio 12, 2010 § 9 comentarios

“¡Militancia!”- exclamaba González esta semana como respuesta a la crisis- que ya hubiera valido más gritar algo así como “gestión”, pero no, dijo militancia. La misma militancia socialista que no ha llenado las manifestaciones de UGT y CCOO, por esta vez, dejando en evidencia a ambos sindicatos como unos auténticos peleles de la izquierda política que hoy desgobierna el país.

El fracaso de estos dos sindicatos en la convocatoria de huelga de la función pública debería de haber abierto definitivamente el debate sobre su ser, sus subvenciones, sus liberados, sus cursos de formación, su financiación en definitiva. Pero no lo ha hecho porque en realidad han cumplido su trabajo. “¡Necesito vuestro cariño!”, dijo Zapatero en un congreso de UGT hace unos meses, y los sindicatos le dieron cariño. Le han desmovilizado a un país, eso era el abrazo sincero que más necesitaba el presidente de los recortes en este momento en que su imagen se hunde por segundos ante sus ciudadanos y los observadores internacionales de nuestra economía, antes socios. Si la huelga hubiera sido una reivindicación nacida en la sociedad y descapitaneada por los que ese día sí que cobran probablemente en las calles no hubiera cabido un alfiler, pero no fue así. La sociedad aprovechó para darle una patada en la espinilla al movimiento sindical que conforman UGT y CCOO, y dejarles claro que la representación de los trabajadores no recae en estos sindicatos inundados a subvenciones y plagado de liberados y acomodados que hablan de la crisis en tercera persona.

Al final consiguieron lo que querían, militancia cariñosa, Zapatero sacará su reforma laboral sin clamor en las calles, sin pancartas de UGT y CCOO pero con una consigna, los trabajadores y los parados le esperan a la vuelta de la esquina, en domingo, que al trabajador no le cuesta sus dineros reivindicar sus derechos.

Un consejo a UGT y CCOO, trabajen o desparezcan , pero dejen de agonizar que nos está costando demasiado dinero a los españoles el manteneros la militancia cariñosa para que acabéis pactando una huelga general con el presidente que la provoca. Este país necesita de sindicatos comprometidos con esta crisis que sufre y no estos sindicatos mayoritarios que hoy en día no tienen muy claro en qué consiste su militancia.

El tortazo.

junio 5, 2010 § 1 comentario

“Para ganar el futuro, a veces, hay que perder las elecciones”

Es la frase que dijo José Bono hace unos días, emulando a Winston Churchill como si quisiera mandar un mensaje a sus bases y a sus electores de capacidad de Estado y de Gobierno del PSOE, siendo capaz ya ven, de sacrificar al propio PSOE por el bien de España. Como consigna electoral patriótica para un país en crisis está muy bien, posiblemente la usen cuando se atrevan a pedirle  opinión a los ciudadanos en las urnas.

El PSOE sabe que la situación electoral actual solo puede empeorar si las previsiones sobre la situación económica siguen siendo tan pesimistas y es por eso que las palabras de Bono se pueden leer en clave electoral de partido. Más vale una retirada a tiempo que una derrota aún más dolorosa y estrepitosa.  El PSOE conoce las encuestas y los sondeos y sabe que el “tortazo electoral” se está fraguando en la sociedad y a la primera de cambio se ejecutará el castigo. Si Durán ha salvado “el tortazo catalán” a su conveniencia electoral son cada vez más los presidentes autonómicos y alcaldes que se preparan para salvar el suyo; véanse Extremadura, Castilla La Mancha, Andalucía, Zaragoza, Palma…

Si ZP tuviera realmente capacidad de Estado y sobre todo capacidad de partido ya habría dimitido y salvaría a sus alcaldes y presidentes autonómicos del tortazo que la sociedad prepara al partido que nos ha conducido a esta situación. Pero mucho me temo que este presidente seguirá consiguiendo tiempos y será capaz antes de sacrificar a los suyos (a todos)  que entregarse él mismo. La cobardía política siempre ha sido algo muy suya cuando ha habido que dar la cara ante los peores problemas.

Los personalismos suelen llevar al fracaso de los proyectos, pero al menos así es más sencillo responsabilizar a los culpables.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para junio, 2010 en Opinión personal.