Un gobierno en minoría.

julio 19, 2010 § Deja un comentario

Mientras decenas de miles de banderas españolas salían a las calles de Barcelona sin que nadie las convocara, los nacionalistas que conforman eso que se conoce como la Cataluña institucional preparaban ya la estrategia de la confrontación con el Estado. Ha sido un golpe duro y tras uno tan evidente los nacionalistas saben que deben reaccionar rápido en favor de sus intereses políticos y politizados. Podría hablar del apoyo a la Selección Nacional, no de la sentencia del estatut, porque creo que lo primero les ha molestado bastante más, pero el argumento que esgrimen es sobre el segundo.

Y vista la debilidad del Presidente Rodríguez poco les está costando. Una velada amenaza ha sido suficiente para que el gobierno ponga todos los instrumentos del Estado a disposición del egoísmo y el odio institucionalizado. De aquellos cabreados que no han cambiado un ápice el guión del estatut y han propuesto que toda España se acomode a la legislación de una región, en ese afán del nacionalismo por hacer que su región sea odiada por los demás para al menos no tener que inventarse también ese rechazo. Hace un par de años esto se hubiera solucionado con un presupuesto de miles de millones de más para salvar supuestos años deficitarios y de injusticia que hubieran alimentado el victimismo de una Cataluña institucional; de una Cataluña que no representa más que a un sistema muy rentable de hacer política y de defenderse del juicio ciudadano apostando por un culpable exterior. No es nuevo, el General Franco y todos los regímenes lo han utilizado a lo largo de la historia, ni para inventarse un modo de hacer política valen.

La debilidad de Zapatero no reside en su personalidad ni en su forma de diálogar ni en su talante. El problema es que sabe que los diputados del PSC no le pertenecen ni le son leales y antes de que se vea en una votación a pocos meses de las elecciones catalanas prefiere ocultarlo a los españoles. Está en minoría, ha sido capaz de perder diputados sin convocar elecciones. La cuestión es cuánto tiempo durará así y durante  cuánto tiempo los españoles se lo permitirán. Otro hubiera dimitido, pero la cobardía de Zapatero para dar la cara ante los problemas es tan conocida como la de los nacionalistas para afrontar los problemas de Cataluña y sus ciudadanos.

Si no fuera por lo que cobran estos políticos pensaría que realmente se lo creen.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Un gobierno en minoría. en Opinión personal.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: