Una de memoria histórica.

agosto 11, 2010 § 10 comentarios

Hoy  recuerdo esa otra memoria incómoda que no pone a políticos frente a bustos y que olvida y entierra en fosas anónimas la historia de una provincia  que contra toda lógica echa tierra y olvido sobre sus hijos más ilustres.

Ayer, mientras nuestros políticos oportuna y oportunistamente recordaban el fusilamiento del padre del nacionalismo andaluz en el aniversario de su muerte a mí me dio acordarme de alguien de mi tierra, de alguien que sí que trabajó por ella activamente.

El 10 de agosto de 1936, en Sevilla,  mataron a Blas Infante mientras que en Jaén se llenó el primer tren de la muerte dirigido hacia la cárcel de Alcalá de Henares,  y en él 325 derechistas presos que tenían previsto llegada a la mañana del 11 de agosto. Tuvo relativa suerte aquel día  la mayoría del pasaje, pero no tanta los 11 hombres más señalados de aquella lista de prisioneros: 2 diputados,  2 falangistas, dos sacerdotes, un notario, un ex gobernador, un catedrático y dos propietarios fueron sacados y fusilados al pie de las vías por un turba avisada desde Jaén por algunos de esos a los que algunos llaman “luchadores por la democracia”,  que con su actitud de chivatos de la muerte dieron aquel cobarde final, sin juicio ni delito, a aquella lista de condenados sin condena.

Entre aquellos muertos destacaba una figura que aún hoy no podemos olvidar por su importancia en la historia del Jaén de los años 20 y 30, era don José Cos Serrano* (1895-11 de agosto de 1936).  Su actividad y su impulso destacaban en un Jaén tan falto de personas con esa iniciativa. José Cos era licenciado en Derecho por la Universidad de Granada,  Diputado a Cortes elegido en las elecciones del 33 por los Agrarios,  presidente de la Federación de Labradores de Jaén (Organización ligada a la CEDA y al Bloque Agrario Republicano) , estaba íntimamente ligado a la historia de la Sociedad Económica de Amigos del País , propietario y fundador del periódico La Mañana y además  impulsor de la Olímpica Jiennense (que más tarde se llamaría Real Jaén) siendo su principal e inicial mecenas.  Impresionante currículum a sus sólo 41 años. Todo esto, las envidias y una España enferma de odio entre hermanos lo llevaron a aquella cárcel de la Catedral, a aquel tren y ante aquellos hombres que empuñando el odio acabaron con tan señalada persona, con los relevantes 10 hombres que le acompañaron en su final  y con los 188 muertos del segundo tren de Jaén que acabaría convirtiendo a esta provincia en la víctima de los primeros fusilamientos masivos cometidos en la Guerra Civil Española

Jaén debe aprender a homenajear a sus hijos, a los que por sus obras buenas merecen el recuerdo de las generaciones y no el agravio y el olvido que sólo una tierra que no se quiere a sí misma es capaz de dar a aquellos que tanto hicieron por ella.

* Parte de la información sobre José Cos Serrano y otros datos de la entrada están obtenidos de la web www.guerracivilenjaen.com de Luis Miguel Sánchez Tostado.

Anuncios

Etiquetado:

§ 10 respuestas a Una de memoria histórica.

  • Robert dice:

    Es cierto: la memoria histórica es de todos. Los asesinatos también fueron de todos. Por fortuna, ya no hay dos bandos en guerra. La guerra debe dejarse atrás, para siempre. Discutamos y discrepemos como siempre debimos haber lo hecho, como personas civilizadas. Y eso implica, también, reconocer la dignidad de los muertos, de todos. Y el derecho de los descendientes, de todos, al reconocimiento y al respeto de sus seres queridos y a la recuperación de la dignidad.

  • Antonio Jiménez dice:

    ¡Ay, Robert!
    Ese TODOS es el que se les atraganta.
    No lo digieren.
    Será porque “saben” que en realidad lo que hicieron fue salvarnos a TODOS, incluso a los indignos.
    Y nos dejaron vivir.
    Y con eso ya tenemos más que suficiente.
    …/…
    Y suerte que se han arrepentido tarde.

  • jaenciana dice:

    Mira Antonio Jiménez, yo entiendo que todo ser humano tiene derecho a la vida, y también a un enterramiento digno. Pero sólo los héroes, los inocentes y los que hicieron el bien merecen un reconocimiento, pues solo esos valores son dignos de ensalzar.

    ¿Crees que se puede homenajear a alguien que fue fusilado por violar o asesinar a otros? ¿Qué valores dignifican al ser humano en este caso? ¿Qué destacarías de alguien así? Dale digno enterramiento y si sus familiares quieren recordarlo que lo hagan, el Estado no tiene nada que agradecerle, y la memoria menos. Esas personas hicieron el mal y no merecen ser recordados.

    Yo opino que hay que reconocer a los INOCENTES, a los HÉROES, a los que murieron por sus ideas, por sus CREENCIAS también, no a los que ENFRENTARON hermanos, ni a los VIOLADORES, ni a los ASESINOS. Sean del bando que sean, si a mí me da igual. No entiendo qué empeño el tuyo en no hacer esta diferenciación; en mezclar a los héroes de la izquierda con los que hicieron salvajadas contra sus vecinos. A ver si algún día, te sinceras, y nos lo explicas. Me parece que poner a Lorca a la altura de estos sin vergüenzas es como poner a Ramiro de Maeztu a la altura de Queipo del Llano. ¿Te parece lógico?

    Por otro lado, y me estoy repitiendo, no sé a qué te refieres con eso de “que se han arrepentido tarde”. ¿En serio crees que las responsabilidades políticas de una guerra se heredan? Antonio, me parece que no sabes de lo que hablas, mas cuando la izquierda política y social está llena de hijos de falangistas, el presidente de izquierdas es nieto de un represor de la Revolución de Asturias y la derecha política tiene por líder al hijo de un republicano. Hay que ir pasando página, yo no hablo de nietos porque no vamos así a ningún lado. Por ser de izquierdas no tienes la responsabilidad de responder por lo que ha hecho la izquierda en este país ni en el mundo en sus años de presencia, ni por lo bueno, ni por lo malo.

    Un saludo.

  • jaenciana dice:

    Robert, estoy de acuerdo en casi toda tu argumentación. Pero visto así entonces estamos haciendo algo muy mal, como por ejemplo el hecho el hecho de negar la memoria de los muertos que hoy, por alguna extraña razón, son considerados políticamente incorrectos.

    Yo de todos modos, soy partidario de que todos tengan digna sepultura y sobre todo creo que solo hay que homenajear a los que realmente destacaran por sus buenas acciones y valores, a los inocentes de la guerra.

    Un saludo

  • jaenciana dice:

    errata “y la derecha política tiene por líder al NIETO de un republicano”

  • Antonio Jiménez dice:

    …//…
    Y nos dejaron vivir.
    …//…
    Y suerte que se han arrepentido tarde… DE DEJARNOS VIVIR.

    El único HOMENAJE que pido PARA TODOS es que se les entierre con dignidad.
    El resto de tu retórica, si de verdad estás a favor de esto, no la entiendo…

  • Jaenciana dice:

    Antonio Jiménez, es que en el momento que se homenajea a un asesino que no se arrepiente de lo que ha hecho el ser humano pierde mucha dignidad al hacerlo. ¿Homenajearías tú a una persona como Alejandro Peris? Yo desde luego no, como no homenajearía tampoco a su asesino.

    Yo desde luego siempre tendré la conciencia tranquila de que no homenajeo asesinos, y al no hacerlo, no hago daño a nadie ni nadie puede reprocharme nada. Homenajear a gentuza, sea del bando que sea, es algo incalificable y abre heridas, de unos y de otros.

  • Antonio Jiménez dice:

    ¿Sabes leer o sólo entiendes lo que quieres?
    Yo nunca me opondría a que sacaran a tus bisabuelos de la fosa.
    Y, como a ellos, a TODOS.
    No creo que localizar cuerpos y enterrarlos en condiciones sea homenaje alguno ni que se le deba negar a nadie.
    Pero allá tú.

  • Jaenciana dice:

    Antonio, el homenaje es llamarlos en las placas que así lo hacen “LUCHADORES POR LA DEMOCRACIA”. Cuando no es cierto, los hubo, pero no todos lo fueron. Me parece terrible para la memoria de los “luchadores por la democracia” que se les asemeje y se les haga el mismo reconocimiento que las “turbas incontroladas que desbordaron al gobierno de la República” como llaman algunos a las bases del Frente Popular.

    Mis bisabuelos, por suerte tienen una cruz y sus nombres sobre su fosa, pero sus asesinos tienen ese reconocimiento en 3 cementerios de la provincia. Y eso no se hace, eso duele a quienes lo vivieron.
    Un saludo.

  • jesus fernandez cos dice:

    Mi ascendiente,no sólo era un democrata brillante y predispuesto, ayudó decididamente a otros democratas de signo distinto, sin condición y toda entrega, me lo han refrendado socilistas de pro, por el contrario su suerte fue nefasta, hasta el extremo de ser masacrado por ideales materialistas y confusos. En mi memoria y en la de quienes le conocieron personalmente, levanto mi mirada al firmamento en honor a tan ilustre persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Una de memoria histórica. en Opinión personal.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: