¿Cambio en Catalunya? No creo.

noviembre 21, 2010 § 2 comentarios

La campaña catalana sube de tono, pero en un tono singular. Los partidos apuestan por el sexo y el erotismo para llamar la atención del electorado, para frenar la sangría abstencionista que se prevé el próximo domingo cuando ni la mitad de los catalanes se preocupen por quién les gobierna.

Nebrera con una toalla, el partido de Laporta en sujetador con una senyera independentista por Madrid y el orgasmo del PSC ponen un broche de oro a una campaña que al menos ha dejado en el olvido los cordones sanitarios y las promesas de “no pacto” con otras fuerzas políticas. Hay que reconocerles que han desaparecido los abucheos, los boicot y las agresiones, la intolerancia;  y en su lugar aparecen jadeos y toallas entre sábanas y tacones, y champán. En frente un CiU irresponsable neo-independentista y un PP de Sánchez-Camacho reconvertido en un partido populista venezolano de tintes racistas, perdón, “ordenados”; esta cuadrilla son la guinda a un selecto grupo de políticos en el que los desnudos de Rivera ponen un punto de seriedad a la campaña electoral catalana.

No hay confianza en la política, no hay confianza en los políticos en general y no hay confianza en los programas. No hablamos de salir de la crisis, así que nada mejor que convertir una campaña electoral en un anuncio de colonia cara que para algo se acerca la Navidad.  Me importa bastante poco lo que pase el próximo domingo, espero con más impaciencia el anuncio de Freixenet, la verdad, hará más bien por Cataluña que cualquiera de estos.

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Cataluña en Opinión personal.