Hiyab

abril 22, 2010 § 4 comentarios

El tema del velo no es un simple debate religioso sino un debate social y cultural. La progresía tan tolerante que no puede ver un crucifijo colgado en un despacho de un médico o en una clase de un colegio ha surgido como máxima valedora de los derechos religiosos de los musulmanes a la hora de defender el velo islámico. ¿Pero es que acaso el velo islámico es una simple cuestión religiosa? No lo es, en absoluto.

El caso de la niña de un instituto de Pozuelo que se mantiene en sus trece de reivindicar su hiyab , siempre seguida muy de cerca por su padre, no tiene nada que ver con una cuestión religiosa sino con una cuestión cultural que choca de lleno con la cultura de igualdad que nos enseña nuestra sociedad democrática y europea. Una cuestión religiosa también es el tocado con el que cubren su cabeza muchas monjas o más cultural el de las viudas del medio rural y no nos escandaliza. ¿Cuál es la diferencia entonces? Que para ser novicia, por ejemplo,  hay que tener 18 años y por lo tanto se corresponde con una decisión  madura tomada desde la máxima libertad del individuo a la hora de comenzar un modo de vida en su mayoría de edad. Ni si quiera todas las órdenes utilizan.  No tiene nada que ver con el caso de una niña de 12 ó 13 años que inducida por sus hermanos mayores y padres se coloca un velo sobre su cabeza. Eso es un rasgo cultural totalmente contradictorio con nuestro modelo de sociedad porque induce a la niña a un modo de vida determinado y además diferenciado.

No podemos ceder en este campo porque llevamos décadas conformando una sociedad en la que a la mujer se la ha obligado, en igualdad con el hombre, a formarse en una educación obligatoria bajo los valores de la igualdad, la independencia, los derechos, la libertad, el individuo… ¿Para ahora dejar cancha a una cultura -que no solo religión- que induce a  niñas a cubrirse el pelo a los 12 ó 13 años? Este hecho es criticado por todo el feminismo árabe y llevado a su punto más radical nos lleva al “chador” obligatorio de Irán o al “burka” de los talibanes afganos que van a ilegalizar en Francia.

En los últimos 30-40 años el mundo, y sobre todo el islámico, ha visto renacer estas actitudes de desigualdad. Europa tiene claro el camino y la legislación liberal de Bélgica o Francia debería de ser un ejemplo a seguir. Pero esto es España, un país donde nos hemos inventado un ministerio de Igualdad (Igual-da) para que guarde silencio en esta cuestión y en otras que gran relevancia.

Non à l’ETA!

marzo 17, 2010 § Deja un comentario

Hoy en Francia nos hemos despertado con un sentimiento que iba desde el escepticismo a la conmoción, pero ante todo, la ignorancia del que desconoce.

Aunque la noticia ha tenido su hueco merecido en los principales periódicos desde que ayer ocurriera el tiroteo y la muerte del gendarme, su magnitud ha aumentado a lo largo de la mañana. A primera hora en Francia no había confirmación de autoría a pesar de tener hasta un detenido, pero las noticias que llegaban de España eran suficientes para los franceses; detrás de lo ocurrido  en Dammarie-les-Lys estaba ETA.  ETA no coge de sorpresa en la región de París y sus inmediaciones, hace tan solo tres semanas se detuvo en Caen, en la Haute-Normandie, al mismísimo jefe militar de ETA, pero aquí ETA nunca ha sido un problema.

Han tenido que asesinar a un gendarme y que el presidente Nicolas Zarkozy haya hecho público un comunicado hablando de “un commando terrorriste de l’ETA” para que más de uno se haya parado a pensar qué es eso de  ETA e incluso se haga memoria de 50 años de terrorismo con casi mil muertos en España para intentar recordar dónde ha estado Francia mientras su país se ha llenado de etarras sin que ellos se hayan casi ni dado cuenta. Pero la noticia no da aquí para más salvo para la familia de Jean-Serge Nérin, que será visitada mañana por el propio Zarkozy y que hoy recibe las condolencias de toda la nación.

Hoy se busca a los cinco que escaparon y se da por hecho que se encuentran en París, el refugio de decenas de terroristas. La indignación de los franceses ha ido en aumento tras verse en medio de algo que quieren ver como un fuego cruzado, pero que les ha dejado con un muerto y una familia de cuatro hijos destrozada. “Qué hacen aquí estos matones vascos” se preguntan en el país de los valores democráticos, de la “liberté, égalité et fraternité”. En el mejor de los casos ETA es hoy en Francia un problema, y por eso mismo ETA ha dado un paso más a su suicidio.

Mis condolencias a esta familia y a esta Nación y que hoy han conocido la auténtica cara de ETA.

Non a l’ETA!

El gran timonel

enero 24, 2010 § Deja un comentario

Pedro Aparicio fue alcalde socialista de Málaga durante 16 años, presidente de la FEMP y más tarde eurodiputado del PSOE desde 1995 hasta 2004. Con vista hecha y una madurez política ya alcanzada viene haciendo memoria de acontecimientos vividos como alcalde y reflexionando sobre la actualidad en clave nacional y europea. Hasta hace unos años su personalidad política había sido muy valorada dentro del PSOE andaluz. Su último artículo en el diario malagueño SUR no ha dejado indiferente a nadie. Os lo hago llegar.

El gran timonel. (SUR, 02/01/2010)

Comienza el año con 4,5 millones de parados, 200.000 empresas destruidas y un déficit público seis veces superior al de hace doce meses. Sin embargo, la economía no es lo más grave. Lo peor es que quien lleva el timón para sacarnos del atolladero, siga asegurando que nuestra recuperación es inmediata y nuestro futuro envidiable. Despidió 2008 anunciando: «en 2009 habrá un rápido crecimiento que se traducirá en creación de empleo neto durante el último trimestre». Pues bien, aquí sigue el mismo ‘líder’, un año después, tan seguro de sí mismo como entonces. Acaba de declarar (prensa de anteayer) que «se enorgullece de su gestión en la crisis», y que «su ideología le impide pactar para salir de ella». Mao Tse-tung lo tuvo igual de claro: uno de los preceptos de su ‘Revolución cultural’ disponía ejecución o prisión perpetua para los políticos que sacrificasen la ideología a la economía.

Desde ayer, y durante un semestre, Zapatero presidirá la Unión Europea. Viví desde el Parlamento Europeo las dos presidencias anteriores, a cargo respectivamente de González y de Aznar. De ambas -eficaces, serias, europeístas- me sentí orgulloso. Eran tiempos de rigor y consenso. Éstos lo son de ‘confluencias planetarias’ y la simple eficacia se ha devaluado. Así que me temo lo peor.

Temo especialmente los discursos ‘marca de la casa’ con metáforas cursis, progres y ramplonas. El último ha sido el de «la tierra no pertenece a nadie. salvo al viento». Lo malo no es la gilipollez en sí misma (cuantos tuvimos que hacer discursos a diario, seguramente dijimos bastantes); lo malo es que te la haya escrito otro. Y que la leas con ademanes de genio, convencido de que vas a extasiar a tu público. ¿Imaginan al nuevo presidente soltando ante los europeos alguna de las que le han dado fama? Mezclaré una leyenda europea y wagneriana con un conocido chiste: Sigfrido, angustiado por la crisis y el paro, gime: «El miedo ciega mis ojos / ¿hay aquí alguien que pueda ayudarme?» Zapatero responde: «Yo te ayudaré: Europa es del viento, el paro se debe a un empleo excesivo y there is everybody bonsáis». Sigfrido le mira asustadísimo y musita «¿Hay alguien más?» Aunque peor sería oírle otro tipo de discurso, que podríamos denominar de ‘estilo faisán’. Por ejemplo: «Conviene que la Unión Europea establezca con Al-Qaeda un proceso de paz, en el que no haya vencedores ni vencidos.»

De la autocomplacencia, líbranos Señor. En agosto del 34 Azaña recibió en Barcelona una comida-homenaje, a cuyos postres pronunció un discurso histórico. Terminó así: «Todo político debe llevar en su conciencia un antagonista incansable que le obligue a analizar sus actos y los someta a una crítica despiadada. Se me censura, como defecto del carácter, llevar siempre sin ocultarlo, este riguroso acompañante; pero esa es mi ventaja respecto a los demás». Aunque Azaña y Zapatero sean personajes tan contrarios, deseo que éste tenga éxito en su presidencia; será también el éxito de la Unión. Eso sí, espero que triunfe con poquitos discursos. Y, si fuera posible, con ninguno.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Europa en Opinión personal.