Honorabilidad caída en desgracia.

enero 13, 2011 § Deja un comentario

En estos tiempos en los que el CIS reconoce que la honorabilidad es una cualidad ausente en la política es bueno en un guiño a los recuerdos echar la vista atrás para ver que no hace tanto que la política sí podía ser honorable, y lo era. Por desgracia hoy son las esquelas las que mejor nos lo recuerdan.

La muerte de la ministra María Jesús San Segundo y Gómez de Cadiñanos, que fuera ministra de Educación del primer gobierno de Zapatero, nos retrotrajo a la España en la  que este cadáver político que nos gobierna tuvo más dedos de frente. Eran tiempos pretéritos a las  Aídos, Pajines y demás ilusiones progres. Por pago tuvo su cese inmediato tras cumplir con el duro deber de sacar adelante una nueva LOE sin el apoyo del PP. Eran tiempos de cordones sanitarios y otras progresadas de malos políticos que no pegaban con personas de más altura como la fallecida ministra.

Pero en esta entrada con tanto de orbituario quiero reconocer de nuevo, pues me suena haberlo hecho con anterioridad, a la inigualable y eterna Loyola de Palacio. La Comisión Europea  ha recordado a su primera mujer vicepresidente con la presencia de sus compañeros y también de otros como Joaquín Almunia, otro político al que los años le han mejorado la casta y le han apartado del entierro político que se nos acerca.

Sacar del baúl de la memoria a alguien como Loyola es un peligro en estos días en que la política parece envuelta en una manta de intereses económicos. Amortajada y alejada en todo momento de una auténtica vocación y rodeada y asaltada por mediocres sin oficio ni beneficio que se pelean por un puesto tal en una lista de tal otro lugar, o el mismo. Se confunden fines con recompensas meritorias y se caen en inmerecidos logros venidos siempre de favores  demasiado personales. De familias frente a equipos, de decisiones unilaterales frente a proyectos, de personas frente a partidos y de presente y cortos plazos  frente a futuro. Loyola era un ejemplo de lo que ya poco queda, y de lo que me duele pensar que va camino de desaparecer.

Me quedo con estas imágenes que me traen al recuerdo lo que siempre valió la pena de la política, y de lo que me gustaría algún día encontrar al abrir un periódico, y que no sea en una sección de necrológicas.

Anuncios

Tierra, frío y más tópicos.

diciembre 18, 2010 § Deja un comentario

Tras ver al presidente Griñán  presentando la campaña  “Andalucía 10” en Madrid, lo primero que se me pasó por la cabeza fue un “¡qué lástima!, ya no nos queda ni para la tercera modernización”.

Lo cierto es que este personaje, que a dedazo limpio nos pusieron por presidente, tras mucho prometer un cambio de manera de ser y un cambio en la administración regido a partir de entonces por el esfuerzo, el mérito y la validez, pues no; ha acabado dirigiendo el mismo cortijo andaluz de Chaves,  pero en época de mala cosecha. El presidente Griñán ya no es es como ese binomio Chaves-Zarrías que no se cansaba de presentar planes de modernización que sirvieran  de campaña electoral, sufragada por supuesto por las cuentas de todos los ciudadanos; ahora en la pobreza, dice que hay que despegarse de los tópicos.

De igual modo que él se ha despegado de su nombre “José Antonio” para quedarse en un tópico “Pepe”, llega y nos vende a los demás que tenemos que dejar de promover esa “Andalucía” que a todas horas potencia y costea el ente audivisual que es Canal Sur; aquél que es capaz de dedicar horas y horas a diario al flamenco y al turismo, y deja en una mísera hora semanal, en horario de mínima audiencia matinal, cualquier programa de tipo intelectual o de innovación. ¿Para que lo vean los parados?.  Ahora nos venden los “junteros” que hay que cambiar la imagen de esta comunidad cuando son ellos los que la han mal-vendido de puertas hacia afuera, y hacia dentro, durante 30 años a base de tópico y más tópico, pintado de verde y blanco y lunares, y con un coste muy caro para los ciudadanos.

Todos sabemos que la mala situación económica de esta comunidad es una parte intrínseca más del tópico y victimismo andalucista que ha sido la auténtica bandera de un régimen que solo sabía y sabe mirar al pasado, lo que no entra en el tópico es que se le pase la factura al PSOE, y por eso ahora toca ir contra este maldito topicazo, cuando ya no es su tópico, cuando deja de afectar solamente a los ciudadanos y empieza a afectar a un aparato de partido que siente que se le puede acercar un frío invierno que lo hundiría por años y años en el olvido y en la condena de un sociedad que como ellos siempre han vendido, no perdona a traidores de la tierra.  ¿Habrá acaso topicazo mayor que la tierra?

Una de memoria histórica.

agosto 11, 2010 § 10 comentarios

Hoy  recuerdo esa otra memoria incómoda que no pone a políticos frente a bustos y que olvida y entierra en fosas anónimas la historia de una provincia  que contra toda lógica echa tierra y olvido sobre sus hijos más ilustres.

Ayer, mientras nuestros políticos oportuna y oportunistamente recordaban el fusilamiento del padre del nacionalismo andaluz en el aniversario de su muerte a mí me dio acordarme de alguien de mi tierra, de alguien que sí que trabajó por ella activamente.

El 10 de agosto de 1936, en Sevilla,  mataron a Blas Infante mientras que en Jaén se llenó el primer tren de la muerte dirigido hacia la cárcel de Alcalá de Henares,  y en él 325 derechistas presos que tenían previsto llegada a la mañana del 11 de agosto. Tuvo relativa suerte aquel día  la mayoría del pasaje, pero no tanta los 11 hombres más señalados de aquella lista de prisioneros: 2 diputados,  2 falangistas, dos sacerdotes, un notario, un ex gobernador, un catedrático y dos propietarios fueron sacados y fusilados al pie de las vías por un turba avisada desde Jaén por algunos de esos a los que algunos llaman “luchadores por la democracia”,  que con su actitud de chivatos de la muerte dieron aquel cobarde final, sin juicio ni delito, a aquella lista de condenados sin condena.

Entre aquellos muertos destacaba una figura que aún hoy no podemos olvidar por su importancia en la historia del Jaén de los años 20 y 30, era don José Cos Serrano* (1895-11 de agosto de 1936).  Su actividad y su impulso destacaban en un Jaén tan falto de personas con esa iniciativa. José Cos era licenciado en Derecho por la Universidad de Granada,  Diputado a Cortes elegido en las elecciones del 33 por los Agrarios,  presidente de la Federación de Labradores de Jaén (Organización ligada a la CEDA y al Bloque Agrario Republicano) , estaba íntimamente ligado a la historia de la Sociedad Económica de Amigos del País , propietario y fundador del periódico La Mañana y además  impulsor de la Olímpica Jiennense (que más tarde se llamaría Real Jaén) siendo su principal e inicial mecenas.  Impresionante currículum a sus sólo 41 años. Todo esto, las envidias y una España enferma de odio entre hermanos lo llevaron a aquella cárcel de la Catedral, a aquel tren y ante aquellos hombres que empuñando el odio acabaron con tan señalada persona, con los relevantes 10 hombres que le acompañaron en su final  y con los 188 muertos del segundo tren de Jaén que acabaría convirtiendo a esta provincia en la víctima de los primeros fusilamientos masivos cometidos en la Guerra Civil Española

Jaén debe aprender a homenajear a sus hijos, a los que por sus obras buenas merecen el recuerdo de las generaciones y no el agravio y el olvido que sólo una tierra que no se quiere a sí misma es capaz de dar a aquellos que tanto hicieron por ella.

* Parte de la información sobre José Cos Serrano y otros datos de la entrada están obtenidos de la web www.guerracivilenjaen.com de Luis Miguel Sánchez Tostado.

El buen andaluz

julio 3, 2010 § 11 comentarios

Tradicionalmente las gentes que pueblan estas tierras del sur de España nos hemos permitido el hablar del estatuto de autonomía de Cataluña,  de la sanidad de Madrid, de los campos de golf de Murcia, de la actitud de Aragón con el trasvase, de los contratos en Valencia, del IVA en Canarias,  de la anchoas de Revilla o de lo que nos ha venido en gana;  pero de un tiempo a acá me llama la atención  la cerrazón y el catetismo en el que han caído gobernantes, dirigentes políticos e incluso algunos periodistas de la comunidad autónoma andaluza.

Resulta que dicen desde fuera que el PER tiene detrás un gran fraude y nos corresponde a nosotros hacer  como que no nos damos cuenta. Pues lo siento, yo sí me doy cuenta, habrá quien lo necesite y también hay mucho fraude y mucho voto preso relacionado con esta política de subsidios en los que el PER es el más famoso de todos ellos.  Según esta clase andalucista, que afecta a todos los partidos sin exclusión, no tienen derecho en extramuros a criticar el PER ni derecho a criticar cómo la Nación mantiene con su dinero, el de todos,  los índices demográficos en las zonas rurales del interior de la comunidad a base de subvenciones en vez de inversiones. No, tienen derecho al silencio, encima. Hay permiso de aduana en la frontera y ante cualquier crítica el “buen andaluz” se envuelve en la bandera a ver quién hace más homenaje con ello a padres de patrias y demás grandes argumentos económicos. Desde Arenas con su polémica con Monserrat Nebrera hasta el madrileño Griñán con el murciano Luis del Rivero.

Pues yo lo siento, pero no miro ni viejas historias mal contadas ni banderas poco explicadas. Si critican el PER que lo hagan y si Caja Granada quiere darse la mano con otras cajas de ahorro con las que se ve más solvente que en el proyecto andalucista pues que se dé la mano con ellas. Ya está bien de jugar a los estados taifas con el dinero de los demás, que esta autonomía ya ha roto muchas promesas como para que encima tengamos que enarbolar la bandera del fracaso como excusa. Una más, pero esta vez con la deuda ya pagada.

Pepe el Duque.

mayo 10, 2010 § 3 comentarios

La rehabilitación del Palacio de San Telmo es la historia de cómo de caro sale la “memoria histórica” cuando de arquitectura se habla. Pues al fin y al cabo la idea de los técnicos, historiadores y demás es la de recuperar el máximo esplendor de ese palacio que constituyó a su alrededor hasta una corte. Es la idea de esa Sevilla capital histórica de Andalucía, es la idea de ese andalucismo que tanto dinero cuesta recordar, aunque no existió. Y es la historia también de una gran pérdida con la partición del mismo y su cesión a la Iglesia por parte de Luisa Fernanda de Borbón, mujer de Antonio de Orleans, Duque de Montpensier .

Que las obras de rehabilitación siempre son buenas, no se niega y que el trabajo de rehabilitación del palacio es riguroso, lo es. El detallismo con la que se han venido haciendo esos trabajos y el estudio de cada situación es digna de elogio como lo es  el conocer a fondo el gran trabajo de documentación y estudio que se está haciendo en ese proyecto en todas las escalas y elementos; y es por ello que se explica en parte el costo importante de las obras. Lo sé y se sabe. ¿Pero es oportuno gastarse hasta 50 millones de euros en unos trabajos en unos momentos como estos? ¿Es para pedir explicaciones por las cuarenta lámparas de diseño a 8 mil euros cada una que han comprado? Estamos al 27% de paro y con subida de impuestos para supuestamente, ¿mantener unas políticas sociales?

Ostentación y megalomanía al estilo de grandes nobles y reyes. Porque San Telmo es eso, una corte del poder del PSOE en Andalucía que debe guardar imagen de “poderío” barroco aunque  los índices de pobreza se disparen y la crisis haya llamado ya a las puertas de todas las casas, el barroco no. Esto es un régimen pero no cortijero, sino noble y fino del que cruje a impuestos al vecino.

Dicen algunos que Andalucía es barroca, según, si tenemos de presidente al Duque de Montpensier, pues sí, esto es muy barroco. Y lo llaman Pepe Griñán;  siempre hubo clases.

Imagen de Wikipedia.

Valores patrimoniales del Palacio de San Telmo. Informe de técnicos para la Junta de Andalucía.

Enterrar a los muertos, por Joaquín Leguina

abril 24, 2010 § 23 comentarios

Recomiendo a toda aquella persona que le interese que no deje pasar la oportunidad de leer el último artículo de Joaquín Leguina en El País. Probablemente a muchos de su propio partido no les va a gustar, pero la cordura de este hombre, lejos siempre de la deriva radical del mensaje de la progresía zapateril, es digna de lectura. Un llamamiento contra el sectarismo y las ideas maniqueas según el que fuera presidente socialista de la Comunidad de Madrid.

Leguina desmonta la pobreza argumental de la progresía en cuestión de Memoria Histórica y yo secundo todo, absolutamente todo lo que dice este histórico socialista.

Enterrar a los muertos, por Joaquín Leguina (EL PAIS, 24 de abril de 2010)

Echando un pulso a la Transición.

abril 20, 2010 § 1 comentario

Nuevo episodio de respeto a las instituciones del poder judicial de España. Los asistentes son los mismos en buena medida, solo cambian los acentos, una buena ristra de amigos del Derecho y la Justicia que manipulan la realidad para darse la razón, sí exacto, eso recuerda a una expresión españolísima.

Una más de este doble lenguaje que mueven en el PSOE que con una voz dicen respetar la Justicia y con otra tienen al PSC promoviendo ataques un día sí y otro también contra el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo.  “No pasarán, ni con Estatut  ni con Garzón” se ha gritado en el paraninfo de la Universidad. Imprensentable. La labor del PSC por debilitar las principales instituciones del Estado es evidente, con la sonrisa cómplice y el apoyo de toda la izquierda española. Es más fácil mantener a un gobierno debilitado cuando de por sí todo el estado lo está.

En Barcelona un grupo de políticos y algunos ex fiscales han impartido hoy clases de derecho “político” procesal a la manera de Garzón. Ya saben aquello de que las resoluciones judiciales debían acompañar a la actualidad del momento en vez de a la ley, la cual estaba siempre abierta a la libre interpretación. Aquella soflama de portada de periódico que ayudara al Gobierno en su proceso de negociación con la ETA y que hoy algunos pretenden poner en práctica para “salvar” a Garzón de una supuesta persecución política de corruptos y fascistas; y eso que el juez es de izquierdas. La Justicia, para bien del sistema, no todos la entienden así.

En este acto de la Universidad de Barcelona no se ha hablado de los derechos constitucionales de los españoles ni de la igualdad de todos ante la ley; lo que sí había era una pancarta que decía “Los huesos del dictador también a la cuneta”. Esa frase define perfectamente lo que mueven a algunos en este tema;  una auténtica revancha. Esa pancarta promueve algo tan fascista y criminal como lo que critican y lo que pretenden juzgar, que a estas alturas es inútil. Y por suerte la Transición blindó la Justicia de rencores , “no pasarán” y fantasmas que hoy un grupo minoritario,  desde un sentimiento de odio,  intentan resucitar para revivir sentimientos que ellos solo conocen de oidas.

Con lo que nuestros abuelos han callado en estos años de democracia y con lo que han tenido que tragar… Déjense de guerras y respeten a la Justicia que hace ya mucho que un país entero se dejó  la sangre de todos en las tapias blancas de una nación en tragedia continua.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Memoria en Opinión personal.