El debate de la Plaza de Santa María en las teorías.

marzo 24, 2010 § 2 comentarios

La polémica sigue en cuarto creciente y  se pone interesante.   Ahora el candidato del PP para la alcaldía de Jaén echa mano de las teorías sobre Patrimonio para defender el entorno catedralicio de una supuesta amenaza.

Vamos a dejar a un lado la imagen pintoresca que puede producir el ver a Fernández de Moya explicándole al arquitecto encargado de la versión española de la Carta de Cracovia y único arquitecto español que la ha firmado, cómo la estaría incumpliendo. Fernández de Moya se equivoca en su lectura de ese documento. Precisamente la finalidad de la carta firmada en 2001 en Cracovia es superar el conservadurismo de la Carta de Venecia (1964) y abrir la puerta a nuevas teorías de intervención más plurales y diversas, y al uso de las nuevas tecnologías. Pero si sobre entornos buscamos referencias en ese documento sí que  viene a llamar la atención sobre los “conjuntos históricos” de los que hablaba Venecia, pero no sobre una plaza de los años 60 en un entorno totalmente descontextualizado en el que se encuentra la Catedral de Jaén. Es que hablar de que actualmente la plaza de Santa María le esté haciendo un favor a la Catedral hay que reconocer que es aventurado.

Las referencias que ha escogido Fernández de Moya para justificar su oposición al proyecto simplemente son producto de una errata en su proceso. Pues aunque en Venecia se intentase unificar “Patrimonio” y “entorno patrimonial”, no es el caso de esos artículos.

Es la Declaración de Xi’an la que atiende realmente de una manera más profunda la importancia de los entornos y la que establece la necesidad de su gestión para la contribución de la salvaguarda, protección y valorización del Patrimonio. En algunos de sus capítulos más reseñables para el tema que estamos tratando dice:

DESARROLLAR INSTRUMENTOS DE PLANIFICACION Y PRACTICAS PARA CONSERVAR Y GESTIONAR EL ENTORNO

5. El desarrollo de instrumentos normativos y de planeamiento eficaces, así como de políticas, estrategias y prácticas para gestionar de forma sostenible el entorno, exige también una aplicación coherente y continuada de los mismos, y su adecuación a las particularidades locales y culturales. Las herramientas de gestión del entorno comprenden medidas legislativas específicas, preparación profesional, desarrollo de planes o sistemas integrales de conservación y gestión, y la utilización de métodos idóneos de valoración del impacto patrimonial.

6. La legislación, la reglamentación y las directrices para la conservación, la protección y la gestión de las estructuras patrimoniales, los sitios y las áreas patrimoniales deben prever la delimitación de una zona de protección o respeto a su alrededor que refleje y contribuya a conservar el significado y el carácter distintivo del entorno.

7. Los instrumentos de planeamiento deben incluir medidas efectivas de control del impacto de los cambios rápidos o progresivos del entorno.  Las siluetas, las vistas y las distancias adecuadas entre cualquier nuevo proyecto público o privado y las estructuras, los sitios y las áreas patrimoniales, son factores fundamentales a tener en cuenta para evitar las distorsiones visuales y espaciales o los usos inadecuados en un entorno cargado de significado.

8. Deben llevarse a cabo valoraciones de impacto ambiental para cualquier proyecto que suponga un impacto en el significado de las estructuras, de los sitios y de las áreas patrimoniales, así como en su entorno. El desarrollo dentro del entorno de las estructuras, los sitios y las áreas patrimoniales debe contribuir a interpretar positivamente su significado y su carácter distintivo.”

El siguiente capítulo es más de lo mismo:

“EL SEGUIMIENTO Y LA GESTION DE LOS CAMBIOS QUE AMENAZAN EL ENTORNO

9. La envergadura de los cambios y sus impactos, tanto aislados como de carácter acumulativo, así como la transformación del entorno de las estructuras, sitios y áreas de valor patrimonial, es un proceso en curso que requiere un seguimiento y una gestión.  La transformación rápida y progresiva de los paisajes rurales y urbanos, las formas de vida, los factores económicos, o el medio ambiente natural, pueden afectar de forma sustancial o irreversible a la auténtica contribución del entorno al significado de una estructura, un sitio o un área de valor patrimonial.

10. El cambio del entorno de las estructuras, los sitios y las áreas de valor patrimonial debe gestionarse de modo que se mantenga su significado cultural y su carácter distintivo. Gestionar el cambio del entorno de las estructuras, los sitios y las áreas de valor patrimonial no significa necesariamente evitar u obstaculizar el cambio.

11. La gestión debe definir las formas y las acciones necesarias para valorar, medir, evitar o remediar la degradación, la pérdida de significado, o la reducción a lo trivial, y proponer mejoras para la conservación, la gestión y las actividades de interpretación.

Deben establecerse unos indicadores de índole cualitativa y cuantitativa que permitan valorar la contribución del entorno al significado de una estructura, un sitio o un área de carácter patrimonial. Los indicadores propios de la gestión deben contemplar aspectos materiales tales como la distorsión visual, las siluetas, los espacios abiertos, y la contaminación ambiental y acústica, así como otras dimensiones de carácter económico, social y cultural.”

Es decir, nuevos argumentos a sumar a la lista sobre por qué hay que acabar con el tráfico en el entorno de la Catedral y por qué hay que limpiar el monumento de cualquier contaminación ambiental, acústica… etc. Porque en las teorías sobre conservación de los patrimonios se hace énfasis en evitar la descontextualización a través del uso de elementos, colores o materiales que afecten a la visión, comprensión, utilidad y apreciación del monumento, no se hace un alegato a favor de un conservadurismo historicista que está totalmente superado y que sólo tiene su razón en unas situaciones muy especiales en conjuntos muy determinados. Y aún así, en muchas ocasiones son criticados por esa idea de mantener una visión clavada en la historia y en lo artificioso.

También se podría hablar de la actitud crítica del Memorandum de Viena de 2005, que critica que la conservación de los entornos se convierta en un simple fachadismo. Pero si nos queremos dejar de cartas y declaraciones que en su mayoría están plagadas de vacíos y a veces faltos de opiniones concisas así como de estrategias claras hay que irse a beber a fuentes dinámicas, a los proyectos, o también a congresos como los del CICOP (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio). Esta organización cada dos años organizan un  Congreso Internacional de Conservación y Rehabilitación del Patrimonio Histórico. Precisamente el último se celebró en julio de 2008 en la ciudad de Sevilla, y al cual tuve la oportunidad de acudir y seguir sus interesantes conferencias, ponencias y comunicaciones. La realidad del debate en aquel congreso eran las derivadas  de anteriores encuentros del CICOP , pero sobre todo partiendo del “Nuevo Paradigma” en la idea de intervención en el Patrimonio que nació en el congreso de 2004 en Yaiza, Lanzarote, y que reclama lo siguiente:

“La gestión del conocimiento acumulado, desde una perspectiva dinámica de innovación conceptual, metodológica, investigadora y tecnológica debe conducirnos, a través de un diálogo multilateral y espacios de encuentro e intercambio, a convertir nuestra memoria histórica en una base operativa que nos permitan afrontar la diversidad de nuevos retos: antropológicos, sociales, económicos, culturales y tecnológicos de la Sociedad de la Información hacia la que avanzamos. Un cambio que asegure una transición cada día más urgente y exigente desde posiciones de intervención aislada y descontextualizadas, para asumir nuevos formas y metodologías integradas que se vinculen a Programas Estratégicos de protección e intervención. La conjunción equilibrada y proporcionada de avances tecnológicos y nuevas sensibilidades sociales deben propiciar un proceso de crecientes innovaciones en conceptos, formas, metodologías, herramientas y estrategias de intervención que, asumiendo los grandes principios del pasado, permitan la irrupción de una nueva “cultura patrimonial” del siglo XXI”

Y este “Nuevo Paradigma” se traduce de una manera sutil todavía en un abanico de proyectos que se están desarrollando por todo el mundo. Con aportaciones tan importantes como las de Eusebio Leal y sus ideas en el Consejo Restaurador de la Habana Vieja hasta proyectos más cercanos como la restauración del puente romano de Córdoba, proyecto éste muy polémico que finalmente vio el visto bueno de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios)  con bastantes halagos y simplemente puso pegas en que la nueva imagen del puente podría crear polémica ciudadana y un primer rechazo. ¿Quién dijo que la UNESCO no acepta un proyecto moderno? Aquí no es que se haya tratado el entorno, sino el propio monumento.

¿Y esto está en contradicción con la Carta de Cracovia? Pues no tiene porqué, volvemos al principio; ya que la misma reconoce los siguientes ingredientes que llevarán a la restauración:

“Este patrimonio no puede ser definido de un modo unívoco y estable. Sólo se puede indicar la dirección en la cual puede ser identificado. La pluralidad social implica una gran diversidad en los conceptos de patrimonio concebidos por la comunidad entera; al mismo tiempo los instrumentos y métodos desarrollados para la preservación correcta deben ser adecuados a la situación cambiante actual, que es sujeto de un proceso de evolución continua.”

Carta de Venecia (1964)

Carta de Cracovia (2001)

Declaración de Xi’an (2005)

Web del CICOP

Anuncios

La Plaza y la Catedral, por Inmaculada Solar.

marzo 18, 2010 § Deja un comentario

En torno al tema de la reforma de Plaza de Santa María hemos escuchado y leído de todo. Desde las opiniones de los arquitectos que apoyan el proyecto con sus argumentos  hasta la de los políticos que lo defienden o lo atacan con los suyos, o sin ellos directamente. Por eso se valora cuando alguien pone tanto de cordura desde el punto de vista político y ciudadano. Aquí dejo muestra de las sabias palabras de Inmaculada Solar Beltrán, abogada, concejal del PP en el Ayuntamiento de Jaén y sobre todo amiga.

La Plaza y La Catedral. Artículo publicado en la sección Calle Maestra del periódico gratuito VIVA JAÉN.

En nuestro país es bien sabido que cada español lleva dentro a un medico, un mecánico, un abogado, y un arquitecto, ese otro yo, al que saca a relucir cuando la ocasión lo requiere. Ahora estamos en ese momento, en el que todos hemos sacado a ese arquitecto que llevamos dentro, y opinamos con soltura del proyecto presentado para la reforma de la Plaza de Santa Maria. Todo el que tiene un rato libre opina acerca del proyecto, algo que es legítimo, ya que la ciudad es de todos y por lo tanto, tenemos derecho a manifestar nuestra opinión. Quizá, lo que también deberíamos tener claro es lo que se va a hacer, y sobre todo, como se debe hacer. Partamos de la base de que desde que iniciamos la andadura para conseguir que nuestra Catedral sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad, el expediente que hay que tramitar ante la UNESCO exige una serie de formalidades, sin las cuales, no tendríamos opción a nada. Por un lado, es preciso que todo el entorno del monumento este peatonalizado, ¿acaso se puede circular en coche alrededor de la Mezquita de Cordoba? Pues no, por lo tanto, con esta premisa, deberíamos empezar a asumir todos que coger el coche por el centro tiene los días contados, y que ahora, ese jefe de trafico que también llevamos dentro, debe ir trabajando ya en buscar recorridos alternativos y mejorar el transporte publico. De otro lado, es preciso remodelar todo el entorno, porque, sabemos que tal y como se encuentran ahora mismo las calles adyacentes, difícilmente podemos ser patrimonio de nadie, mas que de la dejadez y el deterioro. Y para ello, hay que reformar la Plaza y eso no debería tener mayor discusión. Por eso, en mi modesta opinión, es acertado hacerlo tratando de resaltar la envergadura del monumento. En este momento se ha presentado un proyecto, que supone un punto de partida bastante interesante, y que tiene aspectos muy positivos, lo que no impide, que puedan presentarse ahora modificaciones, sugerencias o mejoras al mismo. Porque yo lo comparo con una reforma en mi casa. Si yo le encargo a un arquitecto que me haga el proyecto, después tengo derecho a introducir los cambios que considere oportunos y que me resulten mas acordes con mis gustos, pues aquí, supongo que debe ser igual, y por ejemplo se podría estudiar integrar los árboles existentes en el nuevo proyecto. La Alcaldesa debe propiciarlo y el resto deben plantear sus propuestas, que para eso todos llevamos nuestro arquitecto dentro.

Qué gente más moderna, de verdad.

marzo 12, 2010 § Deja un comentario

La polémica está servida con el proyecto de la Plaza de Santa María y el elegido ha sido el proyecto de Salvador Pérez Arroyo. El elegido ha sido único, ya que según dicen los medios el concurso ha estado tan limitado que sólo ha llegado a presentarse un proyecto, el elegido claro. Es decir, que por ponerse estos socialistas más exquisitos un poco más y acaba desierto. Este gesto de hacer un concurso inalcanzable para la mayoría de los mortales me merece el apelativo de ir de moderno, y es que esta gente no ha buscado un buen proyecto, sino el titular de encargo a un arquitecto con renombre para hacerme una foto con él y venderlo como una gran apuesta electoral. Si realmente se hubieran preocupado por “el mejor” proyecto hubieran abierto el concurso a más gente y así se hubieran visto más opciones. Pero no, no era para nada la intención por lo visto de esta gente tan preocupada por la arquitectura.

El proyecto desde mi punto de vista tiene muchos atractivos aunque sea tan criticado. Las críticas mejor no leerlas porque como decía hace un par de “entradas” doctores en arquitectura y urbanismo somos todos, y todos opinamos. Hasta los que consideran, sin argumento alguno de peso, que esto está mal hecho. “Ea, porque sí, porque está mal hecho y ya está”. No hay más que decir y tampoco réplica posible porque son tan doctores como todos los demás. Me encanta la humildad de la gente, un día de estos me voy a lanzar yo a debatir sobre medicina y avances farmacológicos a ver qué tal se me da.  Uno de los acierto es que por fin van a despejar la plaza de árboles y naranjos que no pintan demasiado. Nunca entendí la necesidad de pasar bajo una pequeña bóveda de magnolios para poder apreciar, con principio de tortícolis, la fachada del templo mayor de Jaén.

Y recuperaremos una plaza. Esta es una ciudad que no tiene plaza, la perdió cuando en la II República no encontraron mejor solar para levantar el edificio de Hacienda que en lo que era la Plaza del Mercado, desde entonces . La plaza de Santa María, por su fisionomía, no alcanzaba a ser ese lugar de reunión pero parece que puede ser este el momento de recuperar un espacio simbólico para Jaén. El proyecto  peatonaliza y  ya iba tocando por el estado de deterioro de la plaza y las calles aledañas.

Dejamos mientras a estos, los del ayuntamiento, que van de modernos creyendo que han metido a Jaén en el siglo XXI privando a la ciudad de lo que hubiera sido una gran oportunidad para sacar a la luz distintas y diversas propuestas y elegir la mejor;  mientras nos acordamos que fueron ellos, los socialistas, los que ponían el grito en el cielo con todo lo que oliera a modernidad en el casco histórico cuando quien lo construía entonces era el PP.

Ahora pueden encontrar un sentido al asfaltado del casco histórico con el color granito oscuro del proyecto de Santa María. Mira qué bien y qué modernos.

En qué se parece el Parlamento Andaluz a un cortijo en ruinas.

marzo 5, 2010 § Deja un comentario

De la incapacidad a la desesperación hay una distancia similar que la que se aprecia  entre esta última y la falta de educación, la chulería y la ausencia de clase política; el caciquismo.  Griñán y el PSOE han vuelto a hacer gala de comportamiento institucional de viejas maneras. Sí, a lo cortijero, ya saben lo que tienen en común un ruinoso cortijo y el Parlamento autonómico, un mal amo y peor señor.

Andalucía pone al PSOE de los nervios.

enero 17, 2010 § Deja un comentario

Cómo ignorar la patada que le ha metido la realidad del millón de parados a la pierna zurda con la que juega el PSOE en Andalucía, chutando a marcar siempre,  hasta hoy.

El jueves se hizo pública una encuesta que hace años no hubiera sido ni soñada, el PP ganaría al PSOE en Andalucía, aunque si bien es cierto, tendría difícil gobernar por la siempre tan justificada pinza PSOE-IU. El granero lleno de telarañas y los socialistas recluidos en el cortijo mirando a la nada mientras el campesinado se levanta en armas y amenaza asalto, el sueño de la Andalucía de Blas Infante. ¡Andaluces Levantaos!  Mientras tanto, Monteseirín confía en la falta de voluntad de los ciudadanos y dice que siempre votarán al PSOE y Velasco, portavoz malo donde los haya, dice que a ellos las encuestas ni les vienen ni les van… No, qué va.

Andalucía es el único régimen heredero del caciquismo clientelista del siglo XX  que queda por sucumbir a la alternancia tras la caída de la Cataluña de Pujol, la Galicia de Fraga y la “Euskadi” del PNV, ¿cree acaso el PSOE que los andaluces no son capaces de levantarse un día y mandarlos al paro?

El régimen andaluz puede que siga alzando miedos y amenazando con futuros desprotegidos… Pero con un millón de parados, ¿qué miedo le va a meter a quién el PSOE? La jugada maestra del Presidente Zapatero de poner a un “tecnócrata”  sin carisma y sin apoyo al frente del gobierno y mantenerlo desde su propia posición de debilidad solo ha empeorado las cosas. Se ha llevado a Madrid a los dos que le hacían la campaña pueblo a pueblo y además ha abierto en el partido, perdón, el Partido, la semilla de la división. Los andaluces ya no creen en Zapatero y eso genera una gran duda. Griñán, si llega, ¿convocará elecciones conjuntas? No parece muy inteligente.

El Instituto de Estudios Avanzados le ha demostrado al PSOE una cosa muy sencilla, que esta comunidad es capaz de pensar por sí misma y amenaza, un 61%  que reclama un cambio de gobierno,  con mandar a las listas del paro a todo el Régimen a través de las urnas. Estamos a punto de ver la mayor campaña a la desesperada del PSOE andaluz; un espectáculo político sin precedentes por evitar de todas las maneras posibles no ya que el PP se acerque al poder, que lo hace de un modo evidente, sino peor, que los ciudadanos echen al PSOE del gobierno de Andalucía y que entre ellos mismos no se echen sumidos en luchas internas.

30 años justificando el evidente retraso de esta tierra ha hecho tanto daño como llevarnos al millón de parados. La California de Europa comienza a desquitarse de fantasmas al mismo ritmo que el PSOE despierta a los suyos por evitar algo tan sano y democrático como la alternancia en el poder. Por primera vez, Andalucía los pone nerviosos, si el PP es inteligente sabrá hacer bien las cosas.

Encuesta del IESA

Año nuevo, problemas viejos.

enero 1, 2010 § Deja un comentario

2010, año nuevo de temas pendientes y a resolver. Hace unos días leía en una web de humor que Zapatero iba a proponer repetir el año 2009 para , una vez sufrido, aprender de los errores. 2010 en realidad tiene un poco de eso, incluso el grado de esperpento de lo que sería  repetir un año.

Será o no será el año en que Zapatero acierte y salgamos de la crisis. Hace un año nos prometió que para estas fechas todo habría pasado. Hoy podemos comprobar que en el mejor de los casos se equivocó y en el peor  simplemente mintió. 4 millones de parados, y los que quedan por llegar, se lo andan preguntando en estos días de escaso marisco por navidad.

Puede que sea el año del “Estatut”. En el que el Tribunal Constitucional delibere entre volverse a bajar los pantalones institucionales o que apueste por el Estado fuerte de las autonomías que añoran tantos españoles. Será o no será el año en que Laporta deje el champán y se pase al cava catalán o el que Cataluña siga su espiral de prohibiciones; tras haberse cargado las “barras libre” ahora va a saltar la barrera para cargarse los toros. Oye, y que lo ponen como ejemplo de democracia tanta ley y tanta prohibición.

Será, y aquí no hay duda, el año en el que el PSOE nos suba a todos los impuestos. Una vez que nos ha subido la electricidad y se ha quedado con los 400 euros que prometió por el voto, ahora nos llaman a financiar lo que al fin y al cabo es su campaña electoral, eso que llaman política social. Lo llaman así desde el gobierno, en los mítines lo llaman “Y el PSOE apuesta por…” claro, no dicen quién paga sus apuestas.

No será el año de prosperidad, han evitado prometerlo para no volver a hacer el ridículo y tener que recular a pocos meses de las municipales. Eso en 2009 nos lo podíamos tragar, y así ha sido, en 2010 ya no cuela.

Será el año de las inauguraciones, de tranvías y metros, pero paremos de contar, que no hay nada más. Ni ciudad sanitaria, ni nuevo cuartel, ni escaleras mecánicas, ni las miles de viviendas, ni ciudad de la justicia, ni AVE, ni conexión con Granada, ni autovía a Córdoba, ni Estación… Es el año de los alcaldes y alcaldesas y sobre todo, año de candidatos. De buscarlos allá donde no hay quien se atreva. ¿Quién irá esta vez contra Gallardón si se presenta? ¿Quién sustituirá a Camps? ¿Saldrá vivo de nuevas entregas de Gürtel? Luchas internas se avistan a lo lejos y se observan de más cerca.  Apostar por los mejores equipos o no hacerlo, es la cuestión que a todos los niveles abren frentes y amenazan navajas bajo mesas de despachos y cosas peores sobre ellas. Las cocinas de la política son siempre de roble, y, hablando de Jaén, siempre están barnizadas en Sevilla. Mucho se hablará, mucho se hablará.

Será el año más caliente del socialismo andaluz. El año de Griñán o no. El año en que el PSOE jaenero dé la batalla por perdida, o no. El año en que Zarrías siga inaugurando obras de adoquines, o sí. Aquí no hay duda, la defenestración en política siempre es de por vida. Y si el encargo tiene fecha de caducidad, para qué hablar más. Que se lo digan a Chaves, de haberlo sido todo a acabar defendiéndose cada miércoles de cualquier diputado con acento del sur que le echa en cara ante todo el país los 20 años de excesos socialistas, de telas de araña, de falta a la libertad periodística… de Régimen. Eso sí que es un calvario don Manué y no el de la “Carretería”, qué frío hace en Madrid …

Nos esperan muchas cosas este año, y en tve sin publicidad.  Se presenta políticamente caliente como pocos, y es que aunque la “clase política” sea considerada un problema eso sólo acrecienta el interés ciudadano. Ver a un gobierno en caída libre, sin equipo económico y arrastrándonos con una sonrisa al descalabro final es más interesante que cualquier película del cada vez más subvencionado cine español,  de esta “spanish -politica- movie”, pero con menos gracia.

Acordándome de programas como “La Parodia Nacional” o  “Este país necesita un repaso”  que se nos hacen necesarios como nunca,  os deseo un feliz 2010, con menos crispación, más sátira y más humor ante unos políticos a los que la mayoría de veces no habría que tomar muy en serio si no fuera porque nuestro bienestar depende de ellos.

No, “el terral” no vota al PP.

diciembre 22, 2009 § 4 comentarios

Hace unos días se publicó en prensa una entrevista a Gabino Puche, diputado del PP.  Nada nuevo en el mensaje, siempre lo mismo y todo muy correcto. Apoyo por parte del diputado a una línea de altas prestaciones para Jaén frente a un  AVE, por cierto. Pero en esta ocasión lo que más llamaba la atención es una curiosa y llamativa descripción del ambiente electoral de costa frente al de interior.   Como intento de justificación de los malos resultados electorales en Jaén no está mal, pero es eso, un intento.

La cita exacta fue la siguiente según publicó el diario Ideal:

“¿Y qué influencia tiene el mar?

Creo que la gente es más abierta, más liberal, más emprendedora, con más iniciativa, se crean más puestos de trabajo, es más libre, piensa más, tiene más donde elegir… y cuando ves lo que hay, la gente se vuelca más hacia el centro-derecha que para la izquierda. No sólo en España sino en toda Europa”

Confunde el diputado Puche el tocino con la velocidad. No es el clima, son los argumentos y las personas ante todo.

No se puede decir que la climatología o la geografía hacen a la gente más de una manera o de otra por la sencilla razón de que no es verdad, en política no. Si el PP tiene problemas en Sevilla o en Jaén antes lo tenía en Granada y fue capaz de cambiar las cosas. Si a Pepe Torres lo votan hasta en el Zaidín es por la misma razón  que a “la Villalobos” la convirtieron los ciudadanos costeros  en alcaldesa de la mismísima Málaga “la Roja”. No hablemos de lo que ocurre en la costa oriental malagueña, costa tropical granadina, costa onubense o Guadix porque los esquemas del diputado Puche no encajan del todo. Es cuestión de candidatos, de campañas y de cómo llegar al ciudadano. Y si en Jaén el PP ha gobernado en La Carolina, Jaén, Úbeda, Baeza o Linares y hoy no lo hace no es por el clima, ni por “el terral” ni las “gotas frías”. Esos ciudadanos tuvieron libertad para elegir al PP y la tuvieron también para dejar de apoyarle en recientes citas electorales.  ¿Por qué? Eso hay que plantearse, por qué. Desde luego equivocándose no llegarán a ningún lado, y  mintiéndose a sí mismo menos.

Una labor de oposición que se digne nunca puede caer en una justificación tan simple y  gratuita, eso es dejarse llevar por el acomodamiento en la oposición y lo que es peor, en el insulto de su potencial electorado al tratarlo como inculto o poco inteligente, o poco “libre”. En Andalucía el PP no tiene un problema de costa o de interior, tiene un problema de provincias que se llaman Jaén, Sevilla y Huelva;– como dijo Esperanza Oña –  y si el PP ha conseguido en otras comarcas  y provincias convencer a los ciudadanos de que los proyectos del PP son mejores que los del PSOE , que lo son,  ¿por qué Jaén ahora no? ¿Es culpa de los ciudadanos? Más bien no diputado Puche, más bien no.

Y se lo dice uno que ha respirado bastante más sal que usted. No creo que en Málaga sean más inteligentes o más libres que en Jaén, en absoluto; la diferencia es otra, y el diputado Puche también la conoce, estoy seguro.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con PP en Opinión personal.